Archive for the ‘música’ Category

CLASE DEL SETENTA 1

marzo 17, 2016

Un programa de canciones en el que no importa tanto la fecha como las maneras.

 

rm

1.Ricci Martin – Stop, look around /2. Precious love (Beached. Epic, 1977/Second Disc Records-Real Gone Music, 2015).

Hijo de actor famoso y con una relación de amistad con la gran familia Beach Boys (suya fue por ejemplo la foto de portada de Sunflower), especialmente con Carl Wilson, responsable de meterlo en los Brother Studios de Santa Monica y grabarle un álbum rodeado del grupo de músicos utilizado en su famoso Pacific Ocean Blue. Dos discos que salieron el mismo mes, en agosto del 77.

 Beached comienza con “Stop, look around”, la canción que animó a Carl Wilson a hacerle este disco con composiciones del propio Ricci Martin que por fin fue reeditado el año pasado.

t

 

3. John Townley – Woman of age (Townley. Harvest, 1979).

Producido por Chris Rainbow. El siguiente -y último- de este cantante británico correría a cargo de Alan Parson y los suyos.

R-3314389-1426979346-4285.mpoR-6881618-1428663805-5754.jpeg

4. Chris Rainbow – Tarzana reseda (House Of The Brave. Polydor, 1975).

5. Chris Rainbow – Dear Brian (Looking Over My Shoulder. Polydor, 1978).

El gran Chris Rainbow, fallecido el año pasado con un legado de tres elepés a finales de los setenta. Como en tantas otras ocasiones, ha sido en Japón donde ese legado se rescató a principios de los noventa; también gracias a unos recopilatorios editados por el sello de Koki Emura, EM Records, que a finales de aquella década parecía imparable en predicar la etiqueta “Harmonic melodic pop”, como le gustaba decir, con reediciones de nombres como los de Harmony Grass, Chris White e incluso de aquel single de Fantastic Something, “If she doesn’t smile”. Luego se diversificaría y abarcaría campos más experimentales.

“Tarzana reseda” abría su primer álbum, House Of The Brave, con un sonido a cargo de los productores de los discos de Stevie Wonder de aquellos años.

“Dear Brian” aparece en su tercer elepé, Looking Over My Shoulder, de 1978, y es un grand tributo de este músico de Glasgow, bien llamado “El One Man Beach Boys” por su colega Alan Parsons. No es de extrañar que el propio Brian Wilson lo celebrara nada más escuchar la canción.

R-1479832-1366226511-2977.jpeg

6. Brian Wilson-Melt away (Brian Wilson. Sire, 1988)

Era el propio Brian Wilson con “Melt away”, una de las grandes canciones de su disco homónimo para Sire, en 1988, el producto del trabajo compositivo de unos años previos cuya constancia se la debemos todos los aficionados a gente como Andy Paley, empeñado en seguir animando al gran genio de la música popular para que no decayese, robándole tiempo a la continua interferencia del doctor Eugene Landy y animándole a confiar en la valía de su arte y en la belleza de canciones como la que hemos escuchado.

R-5812992-1404867377-1900.jpeg

 

7. Chris White – Spanish wine (Mouth Music. Charisma, 1976 / EM Records, 1999).

“Spanish wine” es una canción extraordinaria a cargo de un cantante inglés con un nombre quizás demasiado ordinario, siendo habitualmente confundido con el guitarrista de The Zombies (y hasta con un saxofonista de los Dire Straits). El Chris White aquí reivindicado fue rescatado por EM Records en 1999, después de comprobar cómo circulaban las copias grabadas de Mouth Music entre los aficionados; así, se dice que cuando le pasaron una cinta, Sean O’Hagan comentó que le pareció el Friends de los Beach Boys pero tocado por The Alan Parsons Project.

Otro dato compartido con Chris Rainbow es también su fallecimiento en 2015.

R-1516201-1297178682.jpeg

8. Leon Haines Band – Kenny (I Wanna SeeYou Now… Killroy, 1980)

Ninguna información acerca de esta banda holandesa, así que la pregunta es, evidentemente, ¿cuándo será reeditado como se merece este elepé?

R-7923540-1451750816-8836.jpeg

9. Darian Sahanaja – Do you have any regrets? (Wizzard In Vinyl, 1997 / Pop The Balloon, 1997)

“Grabado en 1992 en quadrotrack splendour”. Versión de “Do you have any regrets?” en la que brilla esa guitarra en cascada a cargo de Nick Walusko. Proto-Wondermints. Luego terminarían siendo parte esencial del equipo alrededor de Brian Wilson, recreando el Smile en 2004.

Single editado en 1997 en Japón y en Francia, y canción últimamente rescatada por Ace Records, poniéndole así la etiqueta de clásica al incluirla en el recopilatorio Here Today! The Songs Of Brian Wilson.

Clase del Setenta #1

 

 

THE LOCH NESS MOUSE – Warm circuitry (2015)

julio 15, 2015

Bandbilde-bruk-640x426

The Loch Ness Mouse es uno de esos nombres -como The Silly Pillows y, especialmente, The Time Lodgers- que aquí quedaron por siempre conectados a aquel sello también noruego de perfecto nombre y logo cuyo recopilatorio no desmerecía:

L-118759-1405245736-2433.jpeg

R-3158047-1319268287.jpeg

Démosles de nuevo la bienvenida, después de tantos años, gracias a esta “Warm circuitry” (conocida por su inclusión en uno de los irregulares volúmenes que Alistair Fitchett habitualmente suelta entre salida y salida en bici), y que encuentra excelente acomodo en el limpio y luminoso rincón Prefab Sprout. Es La canción del momento.

Estaremos atentos a ese nuevo álbum que dicen que están terminando.

Warm_Circutry_versjon_1-640x640

The Loch Ness Mouse – Warm circuitry

THE KENNEDYS: WEST (2015)

mayo 28, 2015

coverimage-1ForWeb

Desde que descubriera la impecable factura sonora de The Kennedys por su lado de brillantes seguidores de The Byrds, uno siempre deseó más de lo mismo, así que con cada nuevo álbum se hacía inevitable abalanzarse hacia posibles nuevas canciones cosidas con hilo Rickenbacker. West creo que hace el número doce, y sí, trae “Perfect Love”, que además es un tributo de tributos, compuesta por John Wicks en honor al amor de todos ellos por el sonido jingle jangle.

Que sea, por supuesto, La canción del momento no quita que no debamos disfrutar con la faceta más acústica del dúo, en cuya carrera musical se ha ido imponiendo la música con raíces, tocando menos la electricidad para acariciar más el folk.

The Kennedys supieron muy pronto instalarse en una cómoda maestría instrumental y vocal, dejando a voluntad quedarse en los matices o profundizar en los géneros de esa música de raíces, siempre desde el lado pop.

Y así, del elegante abanico que trae West nos vamos a quedar con “Locket”, que es como si Buddy Holly versioneara una primeriza de Bacharach, por ejemplo, y sobre todo con “Southern jumbo”, como ejemplo de su delicadeza, de ese soberbio empaste vocal ala Gene Clark. Una lección de cómo hacer que una bonita voz brille aún más cuando otra menos dotada sabe acompañarla por debajo.

Pete y Maura Kennedy: veinte años en el tajo como pareja sentimental y musical.

480_kennedys

The Kennedys – perfect love

The Kennedys – Southern jumbo

TWILIGHT BEER HALL Vol. XVIII

mayo 12, 2015

twilight2 Otro volumen de la longeva serie Instrumentales Para Separar Fases. Una mirada expansiva por un puñado de décadas de armoniosa mixtura. El poder de la música barata. El comienzo, a cargo del gran Louis Philippe (uno de nuestros nombres twilight de referencia), marca la huella que identifica el etos de esta serie: un aire nostálgico de romanticismo gastado, de sugerente misterio, que ponga a divagar a la imaginación, y así, mentalmente en déshabillé, poder quizás mitigar algunas asperezas derivadas de la dificultad de soportar ese progreso de carencia en carencia que es la vida. Bandas sonoras de grano grueso; jazz desracionalizado; pop endulzado con stevia.. Un recopilatorio adecuado para pulsar el tono de la compañía con la que nos encontremos. Otro ofrecimiento como música de fondo para el pub perfecto, “el mejor refugio del clima y de la esposa”. R-4264438-1388782248-2643.jpeg R-2028398-1259766239.jpeg R-1754314-1340459190-5215.jpeg 01. Anthony Adverse – The Red Shoes ballet 02. The Greg Foat Group – dark is the sun (part 1) 03. Martial Solal – un train va mieux… 04. Erol Peckan – senlik 05. Roy Ayers Ubiquity – the golden rod 06. Jerzy Milian Orkiestra – Gacek 07. Elmo Garcia – Port Said 08. Larry Adler – le rififi 09. The Beau Brummels – glass 10. Louis Philippe – Liverpool 11. Groovy Uncle – persuaded 12. Chris Rainbow – middleman 13. Van McCoy & The Soul City Symphony- the hustle 14. Joe Loss Concertium – Music to drive by 7-vintage-packaging-designs-inspiration

Twilight Beer Hall XVIII

El cuidado del formato

febrero 27, 2015

0003529461_10

Un buen ejemplo del arte del vinilo es la edición que el sello de Brighton Faux Disc le ha hecho a este disco de Soft Walls, presente en el catálogo de Trouble In Mind. Los de Chicago ya lo habían sacado en vinilo coloreado y CD, todo con muy buena pinta, pero esta edición troquelada redondea la gozada de palpar físicamente un disco. Y de paso completan con una versión en cassette, igualmente limitada.

Eso sí, pena que su contenido en forma de canciones que son meditaciones sobre el paso del tiempo nos resulte un pelín oscuro.

0004229956_10

0004229999_10

0003529501_10

El toque “Tib”

febrero 2, 2015

P1010789

Ningún otro como el amigo “Tib” para darle sentido a este humilde sitio que pregona las aficiones compartidas merced a aquella vieja política de disfrutar con cosas pequeñas que son necesarias: un paseo en bici, música en el tocadiscos, unas cervezas en el bar… Que uno llegue a casa y se encuentre con un paquete lleno de discos, obsequio de alguien que dice sentirse animado por encontrarse con el recuerdo de lugares que forman parte de su educación sentimental y que siguen ofreciéndose -para otros- como inmejorable territorio ciclista, colma las expectativas de tener un cuaderno como este donde registrar esas rutas.

El detallazo de tirar de vinilo setentero en “gatefold sleeve” para encarnar ese común respeto por una tierra y unas costumbres no se salda así como así, pero una buena manera de empezar a intentarlo será espantar definitivamente la impresión de estar perdiendo el tiempo con cualquier pequeña salida. Todavía sigue habiendo personas para las que los gestos cuentan.

Abrumado y agradecido, de momento uno elige satisfacer la expectativa creada con este disco de los Premiata Forneria Marconi, ya por siempre unidos a la etiqueta “Tib”: nuestra marca preferida en esto de recomendar fino lirismo sonoro escapista.

Gracias, José Luis. ¿Cuántas cervezas debemos ya?

JOHN SOUTHWORTH: NIAGARA (Tin Angel, 2014)

diciembre 19, 2014

a2008258191_10

Doble elepé, uno para el lado canadiense y otro para el estadounidense, y nos pide que lo veamos como un libro disfrazado de disco. Llegados a este punto en la carrera del genial artista de Toronto, si bien es su lado más arriesgado y valiente el que le confiere carácter -dándole la personalidad necesaria para ser un músico con una propuesta única, diferente- y que requiere del oyente el tiempo necesario para ir digeriendo su carrecalles cabaretero de tonos folk y jazz, nos quedamos sin remedio con su cara más conservadora: la que apuesta a tiro fijo por los arreglos sublimes del Gran Cancionero Americano, ofreciendo canciones de impecable factura clásica, pues son de esas que se sostienen con el paso de de las diferentes décadas, planeando por encima sin esfuerzo. Lo suyo es una oda a la mejor tradición melódica imperecedera a base de una sensibilidad exquisita. Y así, “Ode to the morning sky”, “Pretty angel girl”, “Help yourself to diamonds” o “Loving you” entran por la puerta grande en un repertorio de aúpa.

Bacharach sin conciencia de Bacharach; Joni Mitchell y Jackie DeShannon tornasoladas; Malcolm Scarpa -ahí es nada- cambiando su amado Midi francés por los vastos horizontes canadienses… Una historia para ser escrita al alimón por Robertson Davies y Lewis Carroll.

Otro disco del año.

john_southworth.jpg.size.xxlarge.letterbox

John Southworth – loving you

11018951_773653602719078_8303558076271736403_n603751_773653696052402_6381894173713935107_n14725_773653729385732_6538072153334441008_n

DUKE ELLINGTON: SUCH SWEET THUNDER (Columbia, 1957)

diciembre 11, 2014

Duke_Ellington_-_Such_Sweet_Thunder

También hubiera valido para cualquier otra época del año, pero la música de Duke Ellington hizo especial la navidad de hace unos años, cuando los tres discos del recopilatorio The Blanton-Webster Band pusieron toda la auténtica magia en unas fechas tan tradicionales de emociones impostadas.

El disfrutado descubrimiento, estos días, del tributo musical que Ellington y Strayhorn le brindaron en 1957 a Shakespeare apuntala y ensancha esa inventiva elegancia ellingtoniana en la que uno ya siempre podrá refugiarse.

Ellingtoniana como etiqueta evocadora: fantasía negra y morena, humor índigo, niebla magenta, nube azul turquesa, panorama sepia… Algo que casa bien con la vivacidad misteriosa que a la memoria trae una obra como El sueño de una noche de verano.

Y ahora son “Lady Mac”, “The Telecasters”, “Half the fun” o esa favorita que es “The star-crossed lovers” -con el saxo de Johnny Hodges partiendo delicadamente la pana (triplemente degustable en las tres versiones añadidas en la reedición de Legacy, junto a otros descartes magníficos como “A flat minor” o “Cafe au lait”)- las composiciones que logran mantener el hechizo. Bien como al despertar de un sueño, bien como al entrar en él…

“No había oído nunca tan grata disonancia, estruendo tan dulce.”

Duke Ellington and his Orchestra – the stars-crossed lovers 

 

JAMES SKELLY & THE INTENDERS – You’ve got it all (2013)

diciembre 3, 2014

10001302_729614673789638_4326127493186781652_n

A un disco por su portada. Y aunque éste -con ese crepitante rojo Rickenbacker- no ofrezca exactamente lo que anuncia, bienvenido sea si contiene una canción así. “You’ve got it all”… Como si Dion DiMucci saltara de su Streetheart hasta tocar la New Wave.

PETER LACEY: Last Leaf (Pink Hedgehog Records, 2014)

noviembre 12, 2014

1622054_258431924330997_2123062067_n

El regreso de Wilson y McCartney como cristianos primitivos al sagrado paisaje de Sussex, esa es la bucólica impresión que nos deja cada nuevo disco de Peter Lacey. Casero y parco en medios, pero delicado en arreglos y emotividad. Pleno de autenticidad.

Desde aquel Beam! (RP Media, 2000) con el que encandiló a todos los seguidores del universo melódico de Brian Wilson, cada nuevo disco suyo nos deja apaciguados con su toque de espiritualidad y aire folkie. Menos sugestivamente wilsonesque que el EP Grinmace (2012) y menos suntuosamente pepperesque que aquel extraordinario Behind The Scenes (2010), aquí es el McCartney en cálida comunión con el campo quien triunfa: “Country mile”, “The woodwind”; “Right as rain”; “Boy in the rings of a tree”… Artesanía musical inspirada e inspiradora.

El álbum salió en febrero a través del pequeño pero encorajinado sello Pink Hedgehog (donde sigue abrillantando su catálogo desde hace ya unos años), pero resultará apropiado si es ahora, en otoño, cuando se escucha. “Conforme la luz otoñal se desvanece, dichosos los que pueden atrapar la última hoja.”

10653748_10153235607398368_6704849400972235282_n

Peter Lacey – the woodwind

Peter Lacey – right as rain