Archive for the ‘correr’ Category

26 febrero: IV TRAIL VALLE DEL ALMANZORA

febrero 27, 2017

403e8d75652bc22bb4f69369b0d45bf00

(55kms; 06:30:40; zapatillas Mizuno Wave Kien 3. Clasificación: 11º general y 1º en categoría)

Del canturreo eufórico al jadeo extenuado en seis horas y media. Me sentí ligerísimo superando las rocas de la garganta de La Cerrá, pero por el Royo me daría cuenta del fallo de no llevar mochila de hidratación; la rambla del Arenal ya se me hizo eterna, ¡y solo llevaba veinte kilómetros! Enlace penoso con la pista forestal de Lúcar, y sabiendo que era todo bajada yo ya solo deseaba encontrarme con algún repecho para tener la excusa de hacerlo andando. Así de tonta se pone la mente a veces.

El enlace de Somontín con Urrácal -filabreando arriba por veredas- es uno de los tramos más bonitos del recorrido, pero yo estaba en plena noche cerrada con miedo a que la fatiga provocara un mal traspiés.

Entonces noté la inesperada ayuda del avituallamiento anterior en Somontín, que me dio las fuerzas suficientes para rescatar los últimos diez kilómetros de un infierno que yo creía seguro.

Sí, seis horas y media dan para mucho.

17022428_755094811305163_662727974760243758_n

24 abril: X Carrera del Desierto Tabernas

abril 24, 2016

cartel_2016_web.jpg

Tiempo: 00:53: 53

Puesto general: 30

Puesto categoría: 6

Ritmo: 04’39” el km

Zapatillas: Mizuno Wave Rider 18.

10 abril: 10 km Puerto de Almería

abril 10, 2016

cartel2016_web

Tiempo: 0:44:19

Puesto General: 225

Puesto Categoría: 34

Zapatillas: Joma Titanium XVI

13 marzo: XL MEDIA MARATÓN CIUDAD DE BAZA

abril 10, 2016

media-maraton-baza

Tiempo: 1:40:56

Promedio: 4:44

Puesto General: 243

Puesto Categoría: 53

Zapatillas: Joma Titanium XVI

10 mayo: XXXIII MEDIA MARATÓN CIUDAD DE GRANADA

mayo 11, 2015

media_maraton_ciudad_de_granada_2015

(01:39:54. Media de 4′ 44″ el km.)

Pese a los veintiún eurazos que valía la inscripción (yo no sé si haber sido elegida como prueba para el Campeonato de España de Medio Maratón la encarecería) no dudé en participar, después de varios años, en una de mis carreras favoritas. Granada es Granada.

Dura debido al calor, y más que se me hizo por haber pecado de un desayuno excesivo. Además, no sé cómo beber agua correctamente en carrera, y parar a hacerlo resulta fatal para el ritmo.

10378208_10205402513855585_3130372682260180820_n

Tener quien te anime durante el trayecto siempre reconforta. Otra arma a favor: la bendición de los voluntarios que llevan atado un globo con un tiempo determinado como referente, ¡cómo ayudan a los que no sabemos calcular! Decidí gastar los primeros kms. en pasar cómodamente el que marcaba la hora y cuarenta y cinco minutos para inmediatamente ir a buscar al de la hora cuarenta. Animado, creo que lo cogí demasiado pronto, al kilómetro cuatro o cinco, pensando en poner distancia de por medio y tratando de que al final la inevitable pérdida de ritmo no pasase una factura mayor. Pero la sed y la falta de frescura me indicaron que sería difícil mantenerse en el grupo que rodeaban a los dos corredores que marcaban la media soñada.

A partir del km 15 ya cada cuesta o calle -por poco que picase- me distanciaba de ellos, y viendo el globo azul irse irremisiblemente metro a metro tuve la certeza de que ese es aún un ritmo alto para mí.

Últimos cinco kms de sufrimiento, deseando llegar. Una vez convencido de que sería imposible mantenerme al lado de aquel grupo, sentí unas horribles ganas de aflojar y dejarme llevar, sin importarme a ser rebasado por los del globo a ritmo de una hora cuarenta y cinco. La lección que me traigo de esta participación es haber resistido la tentación para mantener más o menos el ritmo pese al sufrimiento, y seguir tirando hasta la ansiada meta.

La recompensa fue ver que conseguía entrar por debajo de esos cuarenta minutos. Por muy poco, pero lo logré.

Nunca había corrido una Media a 4′ 44″. Bueno, sí, la de Almería de hace un par de años: 1h 39′ con un recorrido muy favorable, lo que da unos 4′ 41″. Terminar una Media en 1h 35′ supondría correr a 4′ 30″, algo que sigue siendo imposible de momento. Pero habrá que plantearse el reto de acabar a un ritmo de 4′ 40″. No será nada fácil.

26 abril: IV ASALTO A LA FORTALEZA DE VÉLEZ RUBIO

mayo 7, 2015

trail-velez-rubio

(02:17:37. A 7′ 14″ el km.)

Un TRAIL con todas las letras en mayúscula: un continuo rompepiernas por trialeras, barrancos, labrados… de manera que la subida al castellón era lo de menos. Unos diez kilómetros más y barre a aquella de María como la prueba más dura en la que he participado. Con todo, poco se podía hacer más que seguir pegado andando al que te precedía subiendo por esos cerros.

El avituallamiento al caer a la rambla (recuerdos beteteros por allí, viniendo de la del Centeno) resultó clave: venía con sed. Malo. Pero allí me recuperé en ganas de afrontar la última subida. Se hizo largo llegar hasta arriba para que te marcaran el dorsal.

Apenas una cincuentena de participantes, con lo que siempre se piensa en no quedar el último. Y no, al final justo en la mitad. Y buena recepción final, organizada en un local con decoración y abundante comida para picar. Con eso y la necesaria cerveza hidratante regresamos a casa sin esperar al arroz ofrecido.

¿El año que viene? Éste coincidió con la de Tabernas, así que veremos.

15 marzo: XXXIX MEDIA MARATÓN CIUDAD DE BAZA

marzo 16, 2015

(01:44:05. Promedio 00:04:58)

150315-cartel-media-baza-216x300

Segunda participación en la Media de Baza, después de quizás más de cinco años. Guardaba grato recuerdo porque fue entonces cuando bajé por primera vez de la hora cuarenta y cinco en una Media. Pero apenas nada más, porque no recordaba las dos vueltas al circuito, aunque sí que se metía por la vega de la ciudad, dejando el asfalto de la carretera hacia Caniles.

Día magnífico para correr, habiendo quedado además con un par de compañeros a los que perdí de vista ya antes de salir, por culpa de la preceptiva meada psicológica.

IMG-20150317-WA0000

Primeros kilómetros callejeando, sorteando participantes y pivotes por las aceras. Un gran cartel electoral reza “Lucha por lo tuyo”, pero no sé yo si -precisamente- en este “idus de marzo” tan guerrero, las fuerzas responderán. En fin, de cada cual según su capacidad, que diría Haile Gebrselassie.

Nos cruzamos con senderistas, y una de ellas suelta: “¡La vin, sí que quedan todavía!…” Comentarios que te devuelven a la realidad, poniéndote en tu sitio, pero que uno acoge con humor. Como aquella vez, en Granada:

-Venga, vámonos ya, María.

-Espérate, que ahora que van a pasar los gordos es cuando no vamos a reír.

Miro el crono al paso por los diez: seis segundos por encima del límite de la decencia, puesto en los cincuenta minutos, así que va a estar difícil que mejore aquella hora con cuarenta y tres que, sin exactitud, recuerdo de mi anterior participación.

En la señalización del quince clavo esos cinco minutos el kilómetro que parece ser mi eterno campo de batalla en esto de correr, y confío en no perderlos si aprovecho la bajada por el olivar, con esa enorme chimenea al fondo, acabando en un pequeño tramo de tierra que nos adentra en la vega, buscando ya la meta.

Anima poder observar que los pequeños detalles -esos que hacen que una carrera popular merezca la pena- se siguen cuidando. Como lo de dar las gracias cuando te ofrecen agua en el avituallamiento para que enseguida te respondan: “A ti por venir.”

Como no consigo fiarme de mí mismo debo ponerme el objetivo de intentar al menos mantener el ritmo de algún grupo de participantes cercano que me fuercen a persistir. Ya a estas alturas va a ser difícil que aprenda de una vez a correr, qué le vamos a hacer.

La ayuda la encontraré a escasos mesos por delante, en una marchadora a la que me resulta difícil de pillar pero que me servirá para no acabar bajando el ritmo como, seguro, me habría pasado de haber ido solo.

Lejos de la plena satisfacción en meta (se impone tirar de series, si quiero mejorar), con un tiempo peor al anterior y con mis compañeros ya descansando. Pero la cerveza y la rebanada de pan con aceite que está ofreciendo la organización reconfortan.

baza-marzo-2015 301

27 abril: 8ª CARRERA DEL DESIERTO TABERNAS

mayo 19, 2014

cartel_2014_web

(00:56:09; a 4:58 el km)

El cambio de recorrido desde la pasada edición le ha dado a esta carrera la dureza que su nombre trae a la imaginación, aunque en mi recuerdo estas fatigosas cuestas no habían quedado grabadas a fuego. Sí, bastante más dura que antaño.

Unos segundos menos que el año anterior y por debajo de los cinco minutos el kilómetro: objetivo cumplido.

 

13 abril: VIII 10 KM PUERTO DE ALMERIA

abril 28, 2014

CARTEL_2014_WEB

43′ 47″, a 4′ 23″ el kilómetro. No creo que pudiera mantener esa media muchos kilómetros más, así que la damos por buena en un circuito llano.

10 puerto 2014

2 febrero: XVII Medio Maratón Ciudad de Almería

febrero 3, 2014

mmaraton

(01:39:04)

Regreso a la Media de Almería tras dos años para encontrarme con un nuevo recorrido, alternando subidas y bajadas y con llegada a la pista de atletismo aledaña al estadio, lo que le quita seguramente el principal atractivo de esta prueba: terminar entrando en plan olímpico, con los familiares animando en las gradas.

Pero bueno, hay que hablar de éxito por la cantidad de participantes y el trabajo organizativo, así como una Feria del Corredor bastante completa que le dio ambiente al pabellón, la tarde anterior.

Pormenores: a diferencia de lo habitual, decidí meterle ritmo desde el inicio, sabiendo que el mayor desnivel estaba en los primeros seis kilómetros. Quise tener la referencia del ciclista con el banderín de los cinco minutos, pero igual lo veía casi parado dándole al móvil que aceleraba y se me escapaba hacia delante, con lo que decidí controlar con el cronómetro que para eso me lo puse, por una vez. No quise mirar hasta el kilómetro diez, y me llevé la agradable sorpresa de ir tres minutos por debajo de esos cincuenta que marcan el ritmo por el que luchamos tantos y tantos del pelotón.

Toda la bajada por la calle Granada y por El Paseo ayudó a mantener un ritmo ágil, y aunque a la altura del callejeo por el puerto ya empecé a notar el esfuerzo, me ayudó a perseverar la referencia de una muchacha con muy buenas maneras, que son las de esos corredores con poso que sabes que conocen el oficio. Así fui por toda la avenida Cabo de Gata, pasando por el quince con una hora y diez, impresionante registro que me dio ánimos a pensar que batiría mi récord personal, bajando quizás de una hora cuarenta, algo que ya llevaba años considerando como bastante lejano.

Los últimos tres kilómetros se hicieron duros, especialmente el diecinueve, subiendo avenida. La chica se me escapaba irremediablemente, pero yo iba contento de saber que rebajaría mi tiempo, por mucho que me lastrara la fatiga. Habitual sprint final y alegría al ver el crono. De cada cual, según de donde parta.

P1070666

Me quedo con el detalle de escuchar a la orquesta municipal por el parque Nicolás Salmerón. Fue muy comentado, favorablemente, el paso por la plaza de toros, pero mi posición teórica al respecto me hizo pensar en un ni fu ni fa, y con cuidado ante esa estrecha entrada de resbaladizos adoquines.

Y siempre, con el lujo de ser animado por la familia, que es lo mejor de las carreras populares. Como ese cartel que vi, pasando por Los Molinos, que tenía unos corazones pintados y las palabras “Corre papá.”

Ah, y el Mon dando otra clase maestra de pundonor. ¿Algún joven que tome apuntes?

P1000792

P1000794