DINO RISI – UNA VITA DIFFICILE (1961)

vita_difficile_alberto_sordi_dino_risi_007_jpg_uiim

¿Es la Italia eterna lo que posibilita que haya películas así o son este tipo de películas las que terminaron haciendo una Italia eterna?

Uno llega al cine de Dino Risi y parece que acabe de descubrir la pólvora, ¡a buenas horas! Y más si se hace a través de Una vida difícil, llenísima de memorables escenas, de principio a fin: la cena en casa de la principessa, con el advenimiento de la República; el despecho de la pareja enfrente de la sala de fiestas, ya amaneciendo; el golpe crítico final en casa del commendatore… Y quizás, especialmente, ese Sordi a contracorriente del tráfico, escupiendo a todo vehículo que se encuentra.

vlcsnap-2014-03-07-00h10m19s215

Si esta película es un ejemplo de comedia italiana, la cosa entonces es bien seria: el sabor agridulce del humor dramático, a medio escalón de un realismo mágico entrañable, estimulante, inolvidable. Y con la carga adicional de crítica al sistema social; a veces soterrada, otras (la escena final) desbordada, siempre aleccionadora.

Una estupenda película para repasar un cuarto de siglo de historia italiana -de la lucha partisana al desarrollismo de los sesenta- a través del personaje de un periodista políticamente comprometido, llevado en volandas por Alberto Sordi a golpe de muecas, de cócteles espumosos y ácidos, como la escena del tribunal examinador, cuando este rechaza las excusas señalando que las luchas civiles no tienen ningún valor, y el protagonista salta:

¿O sea que la Resistencia no da valor? ¿Entonces qué debería haber hecho? ¿Lo que muchos hicieron en 1944, vestirme la camisa de las Brigadas Negras y conseguir el título apuntando con una pistola a los profesores?

Furia, ruido, sátira, bufonada, desengaño, sensibilidad… Una tragicomedia vital.

vlcsnap-2014-03-06-22h49m33s19

vlcsnap-2014-03-06-23h46m55s1

vlcsnap-2014-03-06-23h47m52s56

2 comentarios to “DINO RISI – UNA VITA DIFFICILE (1961)”

  1. José Luis Says:

    El gran Alberto Sordi.
    Hasta finales de los años setenta hubo en calle San Jerónimo entrando por Cárcel Baja un estanco cuyo dueño el amigo Paco era exacto al señor Sordi.
    Magnifico cine Manolo, por cierto, en la película Cadáveres Excelentes uno de mis actores preferidos: Max von Sydow que aún anda recogiendo premios por su meritoria trayectoria.
    Saluti cinematografiche.

    • Manolo M. P. Says:

      ¡Ah, leche,el juez que controla con los micrófonos ocultos!… Y ahora compruebo que uno de los actores fetiche de Ingmar Bergman.
      Gracias por tus apuntes, como siempre. Muy celebrados por aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: