MARISA MONTE

04_mhg_cult_marisa-monte

En estos días Marisa Monte es la protagonista. Culpa de su tercer álbum, aquel Verde, Anil, Amarelo, Cor-de-Rosa e Carvão (de 1994), que ha reactivado los recuerdos de su descubrimiento a principios de los Noventa en el Trópico Utópico de Rodolfo Poveda. Será también que el verano resulta propicio para la formación de añoranzas abrasadoras.

Creo que fue con “Chocolate” (que estaba en su primer disco), y desde luego con el segundo, Mais (1991), que sigue siendo mi preferido suyo junto al siguiente, el ahora redescubierto Rosa e Carvão que yo no sé muy bien por qué lo dejaría pasar entonces.

¿Vería ya a Marisa Monte como demasiado mainstream, según los habituales parámetros de esa época en la que uno se muestra más fieramente joven? Intransigente inmadurez. Algo muy propio.

Marisa Monte - Mais [1](Capa Oficial do Album) CoverBrasil

La música de Marisa Monte es “mainstream inteligente”, como alguien ha dicho. Fundamentalmente pop con elementos brasileños, conjugando lo local y lo global, saliendo ganadora a ojos de todos. La voz femenina más importante de su generación. “Una cantante con cerebro de cantante”, como dice Carlos Galilea que dijo otro crítico.

A mí me gusta de ella que desde el principio quisiera ganarse al público a base de actuaciones cercanas, pateándose locales antes de tirar de todos los recursos mediáticos; que fuese respetuosamente consciente de ir de menos a más: de las versiones ajenas a las composiciones propias; que ya de primeras demostrara personalidad y tuviese muy presente lo fundamental de controlar tu propia música, dueña absoluta de su carrera, de todo el proceso por el que pasa una canción hasta que llega a oídos del público.

front

Repasando una selección de sus canciones, di el otro día con un artículo apropiado (“Mi historia con Marisa Monte“) por querer mostrar la experiencia que cada uno de nosotros tenemos con tal o cual artista, que sentimos nuestro y del que terminamos haciendo bandera.

Marisa Monte es ya demasiado sirena carioca universal como para pedirle que tenga también una historia conmigo. Pero en estos días calcinados es agradable, cómo no iba a serlo, al menos sentir otra vez algo de aquella joven y fresca brisa.

Aquí están aquellas favoritas grabadas de la radio en TDK: “Chocolate”; “Beija Eu”; “Ainda Lembro”… Más las sensacionales de ese tercer elepé (“Alta Noite”; “Na Estrada”… Junto a otras posteriores de otros dos buenos discos descubiertos ahora: Memórias, Crónicas, e Declaracões de Amor (2000) y el famoso de los Tribalistas (2003), junto a Arnaldo Antunes y Carlinhos Brown… Y un añadido de Infinito Particular (2006).

MarisaMonte_show_photobyculturart_2013-2

Selección

3 comentarios to “MARISA MONTE”

  1. calle Says:

    “The user hosting this content is out of bandwidth” it says,I can´t download this

  2. Idios Greco Says:

    Leyendo el enlace a tu experiencia, a mi me pasó parecido en cuanto a tener fidelidad a una cantante hasta grados de fan-atismo. Sucede que con los años y la deriva tan extraordinariamente popular de su música ya se me ha pasado hasta el punto de reconocer que el último disco ya no lo compré. Me pareció ya muy repetitivo y cansado en los temas (ya una recreación de su excelente delicadeza en la temática amor).

    Entiendo que considerases mainstream a sus discos antes de ‘Cor de Rosa e Carbao’ (para mi el mejor), porque estaba muy relacionada con el mundo del canto serio (académico, clásico) y sus referentes eran muy de la MPB (Os Mutantes, Gal Costa, Gil…), y el pop mas intelectual con Arto Lindsey. Pero su tendencia a la musica de raíz brasileña, el samba, le dio más autenticidad en la combinación de estilos. Cabe decir que la musica brasileña suele ser muy popular y no sabría distinguir lo ‘mainstream’ de lo popular o comercial.

    Perdí varias oportunidades de verla en directo; sobretodo de la que más me arrepiento es de la primera vez que fue a Valencia, en sala pequeña que no suele programar ya música en vivo.

    También coincido contigo en el modo de buscar música en el Corte Inglés donde encontré verdaderos tesoros que ni ellos sabían que tenían.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: