1 junio: Collado del Muro

(Oria-Barranco Quiles-El Margen-El Cantal-Campillo de Chirivel-La Mata-rambla del Ginte-Ctjo. El Pestillo-Ctjo. Los Sanjuanes-Collado del Muro-carretera del Bancalejo-carretera Al-7100-Los Cerricos-El Margen-Barranco Quiles-Oria: 62km; 4h 30′ en bici más una media hora de desnortada escalada)

El Collado del Muro como objetivo, descubierto vía Google “jear” (que diría el amigo Ybarra), para así sumarlo al de la Ahorcada y tener ya troceada la Sierra del Saliente.

P1000436

Habitual salida que nos lleva hasta El Cantal, desde donde iremos buscando, al noreste, la zona de El Rincón y el cruce de la rambla Claví, para no tomarla y seguir de frente, enfilando una bajada muy disfrutable por debajo de la cordillera del Roble que nos ofrece entretenidos curveos entre carrascas y almendros; quizás lo más bonito de la jornada (Tramo A-B de la ruta en Wikiloc), especialmente si se hace en pleno fervor primaveral. Yo llego tarde por un par de semanas.

Le echamos un vistazo a nuestro objetivo del día, y no lo vemos muy claro.  Abajo, la Mata:

P1000440

Terminamos el descenso tocando asfalto por tres segundos, y metiéndonos por La Mata, entre el “cortijo Naranja” y la “casa Amarilla”, bajamos hasta la rambla del Ginte, que al poco se entrechará para presentar agradecidos visos de vergel, al pasar Bolaimi. Señal de que hemos de subir por la cuesta que a la derecha nos ofrece el cortijo El Pestillo.

Ya estamos subiendo sierra, y con su punto de exigencia, como nos gusta (C-D). A la altura de un dique de contención seguiremos ya por la izquierda, llevándonos hasta el casi imponente cortijo de Los Sanjuanes, por su cierto porte majestuoso ahí en lo alto, entre pinos, encinas y almendros.

Pues resulta que ya lo conocía de una vez anterior que llegué a él por la izquierda (por allá se llega hasta La Dehesa y Los Tonosa, si se quiere bordear la sierra), y que ahora nos ofrece la senda necesaria para acercarnos a ese trozo de pétreas cumbres de las que el collado hoy protagonista toma bien su nombre. Entonces no reparamos en ella, pero hoy la bici la ha encontrado fácil y nos la muestra, deseosa:

P1000442

A partir de ahora, subida hasta donde se pueda, “con todos los hierros metidos”. Nos acompaña una goma de PVC por todo el trayecto. Así hasta llegar a una hondura donde parece empotrarse; es como una hendidura de barranco que no parece dejarnos pasar. Debemos de estar ya en esa centena aproximada de metros de incertidumbre que aparecen en el mapa y que nos separan de conectar con la senda del collado.

¡Pero desde el satélite todo se ve plano y accesible! Estamos rodeados de pinos y matorrales de cortante ramaje, y todo en cuesta. No, no va a ser tan fácil. Son cerca de las once de la mañana pero parece como si se me hubiera hecho de noche. Pruebo a un lado; a otro; vuelvo sobre mis pasos y lo intento de nuevo, como esperando que de repente aparezca un camino. Los seres humanos somos así de crédulos. Estoy ya en un plan de ver sendero entre dos matas cualesquiera, de tan tupido que me parece todo.

Un pom-pom-pom me sobresalta, y se me antoja como si un coche con las ventanillas bajadas y la música a todo trapo pasara cerca. Pero no, se trata de mi corazón.

Cortando ramas, agachándome y pasando con cuidado, más con temor de que no se me raye el cuadro que de cortarme. Encima con el culotte corto. Y no haber echado una motosierra en la mochila…

Me acuerdo del siempre ponderado Juan Fernández: en circunstancias así, seguro que tiene uno de esos aparatos con GPS por los que el holograma de una chica bien parecida se aparece en tu ayuda para mostrarte la dirección correcta con una sonrisa.

Allá veo una roca que sobresale, y que parece anunciar un lugar más despejado. La tomo como una señal y me animo. Sé que el sendero del collado está bastante pegado a las paredes de roca, pero es la sensación de no poder evitar llegar a él por la vía más difícil lo que me incomoda sobremanera.

P1000443

Ese pequeño claro con la roca no conduce a ningún sitio en especial, pero un poco más adelante me topo por fin con el ansiado sendero. Las hierbas lo cubren, sin rastro de huellas en mucho tiempo. Así que ya, con la seguridad del camino encontrado, puedo disfrutar de la sensación de terreno explorado por primera vez. La aventura es la aventura, pero todo tiene un límite.

P1000447

Las vistas al norte son las esperadas: Solana del Maimón, Vélez Rubio tapado por el cerro la Alfesta y un poco de la Sierra del Gigante, a la derecha.

P1000444

Y esto encontramos cuando nos disponemos a bajar por el lado de la solana de la sierra:

P1000449

Ya sobre asfalto, volvemos la vista sobre la vía de acceso cumplida en la salida de hoy:

P1000452

El lima del campillo de Chirivel se torna miel por la zona de Bancalejo:

P1000453

Dejaremos el santuario del Saliente a la derecha, sin visitarlo hoy, porque hay ganas de parar en la plaza de Los Cerricos y tomar aliento antes del regreso a casa. Aquella media hora de fatigosa incertidumbre en la sierra me pasa la factura. Gracias por su visita.

P1000454

3 comentarios to “1 junio: Collado del Muro”

  1. José Luis Says:

    Bonita excursión aderezada con liviano suspense
    Saludos.

  2. José Luis Says:

    Quedó hecha el día 10 de Abril (viernes) espina extirpada después de preguntarme tantas veces que habría tras los cerros de la felicidad.
    Me resultó preciosa aún con pinchazo por el cortijo del Boquerón y los siete kilómetros con viento en contra paralelo a la autovia, donde observe que nadie va a 120.
    Te comento que me produjo una gran satisfacción ver la cantidad de aves que fui observando durante el recorrido, con sorpresa de una rapaz que salió de un enorme pino en ese idílico carril que arranca pasado el puerto, además de cuco, abubilla, carraca y otros muchos que fui anotando dada mi pasión por la ornitología. En suma amigo Manolo muy agradecido por abrirme el camino de esas tierras tan bonitas y que tan dentro llevo desde siempre.
    Saludos efusivos.

    PD. La rodada de tu bici fue visible en algunos trechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: