MARK JOHNSON

Si hay una figura de culto en el mundillo del Power Pop que merezca una presencia más evidente relativa a su estatus, esa es la de Mark Johnson.

marc_jonson_years

Ejemplo de desarrollo de una afición por la música en un contexto apropiado (Greenwich Village), a los veinte años ya tenía disco a su nombre, “Marc Jonson”: Years (Vanguard 1972), y entre finales de los Setenta y principios de los Ochenta estuvo dando  motivos con la banda The Wild Alligators para que los testigos sigan agrandando la típica leyenda que habla de memorables actuaciones en pequeñas salas de conciertos.

Mark Johnson

Mark Johnson es uno de esos talentos naturales para componer, interpretar y registrar música que ha dejado bastante canciones en colaboración con artistas de renombre como Dave Edmunds, Willie Nile y colegas de entorno como The Smithereens, Suzanne Vega o The Roches.

Un vistazo a su página -no muy activa- puede ayudarnos a seguir el rastro de esas colaboraciones (hay hasta bandas sonoras para Pixar/Walt Disney), pero el gran botín está en esos dos discos suyos (también en el de los Wild Alligators, editado en 2005 por Radioghost) que por aquí son absolutos favoritos: 12 In A Room (Tabula Rasa, 1992) y Last Night On The Roller Coaster (Radioghost, 2000).

este

12 In A Room es uno de esos álbumes de culto que todo amante de las canciones debería conocer. Un ejemplo supremo de artesanía pop, de esa que justifica éticamente la afición por la melodía. Grabado en casa (su “Closet Of sound”), con un TEAC de cuatro pistas… Lo que para tantos y tantos serían pobres condiciones restrictivas, él lo resuelve de manera que le sirva para su libertad creativa y el dominio total de una canción.

En sus hábiles manos está la tradición del pop primigenio; los ecos de un Phil Spector en busca de la grandeza; las cuidadas armonías vocales; la sonoridad de su Rickenbacker, tan hábilmente usada al servicio de la canción… Es como un Marshall Crenshaw al 100% de su potencial, unido a todo un Dion DiMucci.

Fue una revelación, como les pasaría a tantos. En aquel renacimiento powerpopero de mediados de los Noventa en adelante, creo poder decir que tuve un comienzo inmejorable pidiendo a Not Lame este disco (junto a la reedición del de los Toms – el señor Marolda, otro D.I.Y. Costa Este de referencia- lo mejor que dejó Not Lame, para mí), además dell Pop Job de Mark Bacino y de un par de David Grahame, nada menos. ¡Vaya discos para tirar para adelante!…

Muy propia la historia de ese aficionado que buscaba como loco el original 12 In A Room sin dar con él, y que consiguió el número de teléfono de Mark Johnson, habló con él y fue el que lo puso en contacto con Bruce Brodeen, en cuyo sello sería reeditado en 1997.

estex

Last Night On The Roller Coaster, unos años después, demostraría que la magia auténtica es perenne: la misma sonoridad, la misma grandeza en canciones como “Those pretty things”, “So wonderful”, “Concrete lullaby”, que es de esas que duelen de lo que te gustan; que te apremian a intentar ser mejor persona.

Desde entonces, cada cierto tiempo rebusco para saber si hay disco nuevo de este artista. Y nada. Por eso es un motivo de fiesta cada vez que doy con alguna canción suya, como “Love me love me not”, incluida en el famoso libro de John M. Borack, Shake Some Action; o la contenida en el recopilatorio Unsound Volume 2: Guitars!, “Wand and willow”, descubierta en ese gran blog llamado Power Pop Criminals .

Fue hace poco, y desde entonces sigo disfrutando del placer de saborear una canción, sacándole el gusto al viejo, querido y comprobado estilo de ir dándole vueltas en tu cabeza porque quedó fijada en ella al escucharla.

Una sonoridad única. Un saber hacer maestro. Un punto y seguido en la mejor tradición que es un punto y aparte: Mark Johnson.

img167

Mark Johnson – selección

10 comentarios to “MARK JOHNSON”

  1. José Luis Says:

    ¡Pardiez! Manolo doradas eran, menudos reflejos.
    Preciosas canciones amigo Manolo, entrada en territorio Rickenbacker sembrado de bonitas voces y arreglos sencillos y melódicos, como debe ser. Hace poco un veinteañero al escuchar a los Hollies que repiqueteaban en la disquetera del coche me preguntó que aquello sonaba a la edad media. Efectivamente le conteste, nada que ver con tus DJ o pinchadiscos del siglo XXI, etapas diferentes.
    Magnifico regalo este señor Mark Johnson que he tenido la suerte de escuchar viendo caer algunos copos de nieve por la ventana. (Suddenly Sunshine) ¡¡Madre mía!!
    Saludos.

  2. anónimo e Says:

    A costa de poner en tela de juicio mis modales , tras pasarme infinidad de veces y disfrutar con tu blog en todas ellas y no dejar un comentario , hoy lo hago para felicitarte por el blog , sumarme a ese elogio de Mark Johnson y modestamente citar uno de los mejores discos de pop del año pasado en mi opinión como es el de Kevin Tihista y su “This Dark Street” que seguramente conozcas y reivindicar otro artesano ala David Grahame como es John Cunningham que tanto se acerca al mejor Macca como en su momento Emitt Rhodes. Un saludo y felicidades de nuevo.

    • Manolo M. P. Says:

      Gracias, anónimo e, por tu amabilidad y esos nombres afines que apunto rápidamente. Tu esfuerzo en responder para intercambiar recomendaciones es, precisamente, lo que siempre pensé que haría que esto mereciera la pena. Aunque solo sea por un escondido anónimo. Así que gracias a ti.

  3. Pepe Prieto Says:

    Casualidades de la vida hace pocas fechas me introduje en el mundo de Mark Johnson, grande!!

    El “Happy-Go-Unlucky” de John Cunningham es cláramente “de la cuerda” de este santo blog , aparte de precioso claro. Y si se me permite, el “The Wall To Wall Sessions” de Chris MIlls también hará más que tilín por aquí.. al igual que “Babies And Diamonds” de Duquette Johnston, este algo más escorado hacia Neil Young.

    Keep on singing!!!

  4. Pepe Prieto Says:

    jajajajajaja, motivo de peso pues, me gusta eso de “es de los que dejan propina”, con su permiso lo integraré entre las ya célebres frases del programa.

    Supongo que usted ya conoce las bondades de AM, Nick Freitas, John Southworth, los Nourallah Bros, Lewis Wilson, Doug Paisley, Dave Rave o los The Junipers y Starling Electric… por poner algunos nombres sobre la mesa que sé que por aquí pueden gustar.

  5. Pepe Prieto Says:

    Perdón el de Duquette Johnston se titula “Etowah” , “Babies And Diamonds es una de sus enormes canciones”, sorry 😉

  6. Víctor Says:

    Gracias por este gran descubrimiento. Impagable. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: