La última tienda que queda

El otro día salió en DVD: Last Shop Standing “Ascenso, caída y resurgimiento de las tiendas independientes de discos”. Tema al que uno, evidentemente, es muy sensible. Enlazo el trailer, que cogí de Iñaki Hanky Panky:

Paul Weller, Johnny Marr o Billy Bragg aparecen, entre otros, para recordar lo importante de las tiendas para nuestra educación musical. Más que eso, uno siempre deseó tener en ellas, en alguna de ellas (como en una cafetería o pub preferido), el sitio ideal para refugiarse, hacer amistad con otros aficionados y ponerse las pilas para seguir hablando de discos y de música,que es lo que más nos gusta en este mundo.

Bueno, debido a los típicos condicionantes de vivir en un pequeño pueblo y bla bla bla, unido al hecho de que uno nunca ha tenido facilidad para el don de gentes, hizo que siempre se resintiera la calidad de nuestra experiencia en esta afición. Con todo, algo de la leyenda pudimos probar durante aquellos gloriosos días en Londres dedicados a rebuscar por todas las  Record & Tape Exchanges que pude, junto a visitas a clásicas como Selectadisc.

Claro que difícilmente iba a encontrar en Londres lo que me faltaba aquí: la fiel amistad conquistada sobre la firme base de una afición compartida.

Granada, durante la época de estudiante, siempre fue el lugar donde practiqué la costumbre -nunca lo suficiente y nunca plena, por hacerlo siempre en solitario- de ir de tiendas. Llegué a tiempo de pasarme por el puñado de sucursales que Electrodomésticos Sánchez tenía; también recuerdo Krisis (con la que siempre asociaré algunos discos de Neil Young y los Waterboys, así como cómics de Metal Hurlant), y mantengo como fantasmagórico recuerdo el de aquella tienda llamaba Liverpool en cuyo escaparate lucía, apropiadísimo- el LP de los La’s. ¿Ocurrió de verdad? Sí, porque igualmente recuerdo la decepción de comprobar que nunca llegaron todas aquellas propuestas de 7″ y 12″, típicas de un  fan ilusionado, a las que el dueño había dicho que sí, que sin problemas. Como otras tiendas, no duró mucho.

Nos queda, admirable, Pepe Mármol con su Marcapasos, a la que me gustaría rendir más visitas de las que le hago, muy de cuando en cuando. Junto a ella, la otra visita indispensable es a la librería Reciclaje, de la que hace tiempo que no me traigo nada especialmente reseñable en música, cómics o libros.

Pero en mi experiencia por tiendas de discos debo guardar un recuerdo especial a Melgamusic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: