La fanática moderación británica

En estos días de rememoración, vía Chaves Nogales, del espanto al que conducen las ideologías extremistas, da gusto encontrarse con este artículo de John Carlin que nos recuerda, y es verdad, esa resistencia británica a los “cantos de sirena de los extremistas”.

Lo enlazo para tener presente esta reflexión de la idiosincrasia de un pueblo. No importa tanto que se ajuste perfectamente o no a la realidad cuanto que se mantenga ahí, como flotando, en el aire que respiramos, sin que ningún hecho observable la refute como conjetura razonable.

El fracaso de las ideologías extremas, la fervorosa aceptación de esa “anacrónica frivolidad” de la monarquía como expresión de ese carácter tan sano que implica el reírse de sí mismo…

Ya me gustaría a mí que la colectividad de la que formo parte -tan manoseada por unos y por otros como adobe arrojadizo- ofreciera una mínima posibilidad de ser caracterizada acudiendo a tan chestertoniano recurso del oxímoron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: