DEINEKA

Este cuadro de Aleksandr Deineka podría servir para enlazar con la anterior entrada. También en el arte al servicio de las dictaduras podemos encontrar un escapismo. Y aún más que necesario en este caso, claro.

Estos días es noticia en los medios la exposición dedicada a este artista de las vanguardias rusas. Un artículo alusivo del siempre estimulante Antonio Muñoz Molina llama la atención sobre un cuadro en el que una chica monta en bici hacia -o regresando de- el trabajo en un koljós. El paisaje, que podríamos tomar como una bucólica representación de las tierras soviéticas, seguramente está más inspirado, señala el escritor, en otras latitudes más occidentales merced a la oportunidad que Deineka tuvo -a diferencia de la inmensa mayoría de sus compatriotas-, de viajar al extranjero. Igual estuvo en Vermont.

Magnífico.

Aprovecho para meter algunos carteles de propaganda producto de ese fértil estilo soviético. Ya no recuerdo de dónde los cogí:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: