Yo aún diría más…

¿Ves como no puede ser? Por eso no quiero saber nada de la película.

McRata compra los derechos de distribución del material, con lo que al menos servirá para que Tintín sea leído por las nuevas generaciones, con eso de ofrecer figuritas en las comidas. ¿He dicho comidas?

Y casi lo que más rabia da es pensar en esos de Moulinsart que guardan tan férreamente los derechos de la obra para, dicen ellos, salvar la integridad del personaje. Pues eso: ¿cómo no se les cae la cara de vergüenza? 

Me he enterado gracias a Álvaro Pons y su indispensable Cárcel de Papel, enlazando este blog sobre Tintín con tan simpático subtítulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: