Las Bodas de Plata de The Queen Is Dead

Veinticinco años… No me lo creo. En fin, supongo que habrá muchas reseñas sobre el disco por este motivo, aunque espero no encontrame con algunas que empiecen de manera tan manida como ésta.

Me ha gustado mucho la que hace César Estabiel en El País, que por eso me he enterado. Ofrecer su enlace aquí es la razón de esta entrada.

Me acuerdo cuándo compré el LP: fue en Granada, en Galerías Preciados; porque creo que aún se llamaba así, antes de la imposición de El Corte Inglés. Era mi primera visita a unos grandes almacenes, y en la sección de discos creía que cada cubeta era para un único disco, el que aparecía primero, siendo los del fondo ejemplares repetidos de la misma referencia. Fue un paleto sorprendido el que descubrió así el The Queen Is Dead, el Sgt Pepper o el Blue Hotel de Chris Isaak. El de los Beatles fue un acto reflejo por la mala conciencia de haberlo deshechado finalmente en favor del de los Christians, en un anterior pedido a Discoplay; me acuerdo perfectamente. Puro oyente de Rock 3, ¡eh, amigo Salva?

En fin, un lujo para un joven como yo comprar tantos discos de una tacada. Lo que no recuerdo es que mis padres se enfadaran…

The Queen Is Dead no fue lo primero que tuve de los Smiths, ya que los descubrí gracias a Rafael Abitbol un pelín después, con motivo del recopilatorio The World Won’t Listen, que pedí en cinta a Discoplay. Precisamente aquel pedido inició la época del despegue definitivo de mi afición musical.

Recuerdos que quedan en la memoria, como esos hechos y fechas que oficialmente marcan y separan épocas en el estudio de la historia de la humanidad. Así se escribe, de manera clara y distinta -aunque con cierto temblor- la historia de la educación sentimental de cada uno.

Una respuesta to “Las Bodas de Plata de The Queen Is Dead”

  1. Manolo Says:

    Vaya… El periódico también trae la reseña del concierto de Lloyd Cole en Madrid.

    Ya me pierdo yo los buenos, ya…

    Austero e impecable, lo califica el cronista. Y completa con una declaración del protagonista: “Nunca me he ido, solo que a veces me han ignorado”. Toma respuesta. Austera e impecable, sí señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: