J. G. FARRELL: Disturbios (El Acantilado)

Cuando en la reseña del libro podemos leer que el protagonista “tiene la ingenuidad de los personajes de Chesterton y la rectitud colonial de los de Kipling, con un toque cómico de Wodehouse”, entonces esta novela pasa a ocupar, automáticamente, plaza preferente en la lista de posibles objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: