Twilight Beer Hall VIII

El repaso a los volúmenes llega, en su número ocho, a la confluencia del fondo de catálogo con las nuevas selecciones que siguen engrosándolo. Por fin se termina el trabajo de restauración, sin demasiadas lamentaciones. A partir de ahora la serie comienza a nutrirse con hallazgos recientes, pero también es verdad que aún quedan algunos clásicos twilight que deben ver la luz.

Abre Nick Drake, tirando de Bryter Layter, todo un clásico twilight en sus momentos instrumentales. Todo un clásico, sin más. Aquella tarde que entré en la casa de Jacinto, cuando tenía puesto este álbum de fondo… Uno de esos momentos de fulgor a los que agarrarse cuando las fuerzas flaquean.

Otros nombres clásicos en el catálogo de la serie son el de The Pearlfishers, absolutos favoritos a cuyo nombre el bueno de David Scott tiene la costumbre de ir dejando ejercicios de estilo Brian Wilson, Bacharach, Morricone… Porque nunca está de más agasajar a creyentes politeístas tan fervientes como nosotros. 

Yoshinori Sunahara dejó en su álbum de 1999 Pan Am. The Sound Of ’70s (que al parecer forma parte de una trilogía aeronáutica), un par de clasicazos en su despegue y aterrizaje. Aún rebusco en el resto de su discografía más ejemplos de tan maravilloso easy listening; si me los hubiera encontrado, este japonés estaría en el olimpo.

Paul Mauriat es otro de esos nombres que deberían aparecer con más frecuencia, aun solo como guiño a Flor De Pasión. “Lui” la encontré en un magnífico recopilatorio de un blog francés dedicado también al lounge, exotica y demás lindezas escapistas dentro del estudio. Creo que he perdido el enlace.

El panorama actual viene representado con los suecos Irene (cuyo Long Gone Since Last Summer dejó buen recuerdo) y por Louise Le May, el último gran nombre para los degustadores del universo Louis Philippe. El 5 de julio lo tenemos en Madrid con su nuevo trío: Danny Manners y Alasdair Maclean, nada menos. Uno no debería perdérselo, y sin embargo…

Las coordenadas más meridionales están representadas con la resultona versión que Mongo Santamaria hace del clásico de Stevie Wonder, “Mon cherie amour”, canción que precisamente creía que era de Louis Philippe, conocida de la etapa él Records.

Irakere dejan una precioso preludio para perfumar más el volumen, beneficiado además por el ya clásico toque de Nicola Conte, esperado en cada nuevo recopilatorio.

Al final, tributo wilsonesque con el mismísimo protagonista, respetuosamente rodeado por un par de aventajados discípulos ingleses.

Para cerrar, el tema que también lo hacía en aquel LP de blanca portada y contenido cada vez más ruidosamente emborronado por el que se dirigió la trayectoria de The Wolfhounds. Sirve para enlazar con el volumen anterior.

01. Nick Drake – Introduction

02. Yoshinori Sunahara – Theme from take-off

03. Orchestra King Zerand – Night song

04. Paul Mauriat – Lui

05. Eddie Bishop – Call me

06. Nelson Riddle – It’s your turn

07. Irene – Interlude

08. Curtis Mayfield – Cocaine song

09. Marcos Valle – Minha voz vira do sol da ameria

10. Tom Scherpenzeel feat. Chris Rainbow – Dreams

11. Louise Le May – Be my guru II

12. Mongo Santamaria – Mon cherie amour

13. Nicola Conte – Il cerchio rosso

14. Irakere – Preludio a Catalina

15. The Pearlfishers – Ice race

16. Saint Etienne – Schroeder

17. Chewy Marble – Mental toothache

18. Martin Newell – St Audrey’s fair

19. Brian Wilson – Been too long

20. Peter Lacey – Beamin’

21. The Wolfhounds – Disinformation

Twilight Beer Hall VIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: