CANJEANDO EN MARCAPASOS

De nuevo en Granada, con motivo del vale regalo que me hizo Jacinto para Reyes, y que debía ser canjeado en Marcapasos, la tienda de Pepe Mármol.

Granada está fatal para el coche, fatal. El estacionamiento me condicionó la visita a la tienda, hecha con prisas. Y además llegaba sin los deberes hechos: apenas sí pregunté por algo del sello Ricky-Tick… lo primero que se me vino a la cabeza, ¡con la cantidad de cosas que pude haber preparado, merecedoras de ponerlas por diana! Pero bueno.

Pepe lo sabe hacer muy bien, y no sé cómo se las arregla para conseguir que lo que me pone allí suene de maravilla, enganchando irremediablemente. Así me presentó un single de Jon Lucien, desconocido para mí (grabó para RCA en la primera mitad de los setenta, donde se sitúan estas dos canciones), con “Would You believe” en una cara, que enseguida me recordó al gran Terry Callier, y “Searching For the inner self” en la otra; las dos magníficas, y no paran de sonar ahora aquí en la habitación. Pleno.

Acompañando al 7″, un par de recopilatorios: me recomendó uno del sello Daptone, que desde Brooklyn se apunta a la misión de hacer discos a la manera en que solían hacerse, en la que la alquimia del sonido no se consigue por medios tecnológicos, sino a través de lazos emocionales. Pues sí, otro acierto para Marcapasos, porque creo que este recopilatorio de equívoca portada cantosa- me va a dar su juego: una rápida escucha y encuentro calidez, credibilidad y ganas por todos lados; buen feeling con, por ejemplo, “Up from the South”, instrumental de The Budos Band, o la enriquecedora versión a base de especias que Antibalas y Mayra Vega hacen del clásico “Che che colé” que Willie Colón puso en voca del gran Héctor Lavoe. Más descubrimientos por llegar, seguro.

La cruz para, me lo temía, la serie The Sound of Funk de Goldmine: mira que lo comenté, pero Pepe insistió en que estos volúmenes contenían canciones más soul, y no solo funk. Pero nada: el primero trae sonidos pesados, demasiado crudos para mi remilgado paladar; y encima con la penosa presentación acostumbrada: raquítica y sin notas interiores.

Y nada más: un rápido qué tal todo, con un “La tienda va, que no es poco”; un recuerdo a Mockba 80 y la derrota del papel en estos tiempos virtuales, y hasta la próxima.

Que dure por mucho esta unidad de cuidados intensivos para los que los necesitamos, Pepe.

Y gracias por el regalo, Jacin.

Jon Lucien – Searchin for the inner self

Antibalas featuring Mayra Vega – Che che cole Makossa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: