A Trip To Toytown

Por concepto: Toytown Pop, algo inequívocablemente inglés; una manera de entender la vida, una cultura: Alicia En El País De Las Maravillas; los cuentos de hadas; el té con pasteles, galletas y limonada; los cielos de mermelada; lo victoriano; las ocupaciones pintorescas y una familia (especialmente tías) no menos pintoresca; la gente soñadora; la magia, el regreso a la infancia y el sentido del humor. Puro estilo británico.

Por presentación: cuidadas portadas y contraportadas, créditos detallados y comentarios de cada una de las ciento diecinueve canciones.

Y por supuesto, por contenido: un excepcional repaso a la más embriagadoramente perfumada psicodelia pop británica desde mediados de los sesenta hasta el comienzo de los setenta. The Kinks, The Hollies, Kaleidoscope o los primeros Bee Gees, rodeados de nombres menos conocidos pero merecedores de ser los máximos exponentes de un subgénero tremendamente adictivo que hizo de gente como Andy Partridge o Martin Newell lo que son. “Finalmente The Beatles and Pink Floyd fueron descalificados. Reconocemos a Paul McCartney y Syd Barrett como dos de los padres fundadores de Toytown, pero su inclusión resultaba demasiado obvia.”  

Se trata de la serie más fabulosa que uno ha encontrado en el ciberespacio.

Todo ello queda explicado aquí, incluyendo los enlaces de cada uno de los cinco volúmenes que la componen. Su edición en formato físico bien valdría el dinero que hubiera que pagar por ella. Y sería el mejor box-set posible.

Forma parte de Marmalade Skies, el gran sitio dedicado a la psicodelia británica.

Gracias, una vez más, a las huestes powerpoperas (en este caso a Popphil), por airear el enlace. Una prueba más de que la mejor música que ofrecen no es el power pop.

Una respuesta to “A Trip To Toytown”

  1. José Luis Says:

    Una fantástica recopilación que también llevo días degustando, y que me embriagó desde que leí su filosofía. Si es que a veces hay cosas que están ahí desde siempre pero falta alguien que señale: “¡Es esto!”. También estoy de acuerdo con que no hayan metido a los Beatles y a Syd Barrett, pero… hum, tengo mis dudas con los Kinks, aunque escucharlos sea siempre un placer (me refiero a que… ¿no serían también ellos padres fundadores? Pero en todo caso es un dulce “pecado menor”).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: