19 Noviembre: THE JAMES TAYLOR QUARTET

Me enteré de que el XXI Festival de Jazz de Almería traía al James Taylor Quartet a la ciudad gracias a un compañero de trabajo: no sé muy bien qué me vería para recomendármelo alguien con el que apenas había cruzado los típicos saludos de educación básicos, pero en fin. Me comentó que los había visto en Londres y que eran brillantes, y yo le apunté el pasado  de James Taylor con The Prisoners.

No sé yo lo mucho que recordará ese pasado el protagonista, con la prolífica serie de discos editados a su nombre y al de un cuarteto que va cambiando de personal alrededor del infatigable Hammond del señor James Taylor. Nunca seguí su carrera, y solo en momentos muy precisos me acerqué a ella. Recuerdo algunas portadas de interés que en su momento acortaron la distancia de seguridad que mantenía con aquella famosa escena del acid jazz, por retratármela más jazz y menos ácida.

Y estaba aquel instrumental, “Los Cuevos Pablos”, una favorita twilight por aquí. Luego el olvido, o al menos el aparcamiento. Pero tenía la certeza de que un directo suyo merecía la pena, y más tratándose de poder asistir a algo así en Almería, capital del desierto cultural… quizás ya no tanto.

Me los esperaba entonces más de serie de espías de los sesenta, y me encontré un repertorio  a base de soul jazz funk. Lo agradecí tanto que la hora y cuarto se me hizo cortísima. ¡Qué friegas le mete al Hammond! Versiones del “Trouble man” de Marvin Gaye (algo de condescendencia en eso de “Marvin Gaye, ¿saben de quién se trata?”) y de “The gettho” de Donny Hathaway, otro de esos artistas tenido en alta estima por los propios artistas.

Con “The Gettho” consiguió James Taylor el momento de combustión de la audiencia. Hombre que sabe cómo atraerse al público, este James Taylor, que dejó también el detalle cercano de ponerse a vender sus cedés al público, tras el concierto.

Revisando su discografía, me encuentro con esta interesante portada de su último disco:

Revisaré también su contenido, pues un par o tres de canciones me resultaron sumamente atrayentes.

Me alegro de que no comenzara muy tarde. A eso de las nueve. Un cuarto de hora antes estaba yo ya sentado en mi butaca del Teatro Apolo, habitual sitio de proyección del Cine Club de Almería, que en la programación de otoño tenía a”El Guateque” como mayor atractivo, pero ¡ mecachis, se me pasó!

Por poco y tampoco me entero de esta actuación de The James Taylor Quartet. Gracias, Michael, muchacho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: