YO Y MI PAYA

“Vamos a escribir una carta, como toda la vida de Dios”

En esta ocasión Jacinto quiso enviarme el disco en un sobre por correo, con carta de presentación y todo. Un par de meses después de su grabación…

El mejor regalo, Jacin, porque somos de la generación de las cintas grabadas con dedicación y dedicatoria; de los que nos pasábamos el mes pensando en los discos -o en el disco- que nos íbamos a comprar; de los que nos sentíamos llenos con unas pocas referencias al año, degustadas pausadamente; de los que siempre agradecimos recibir cartas o postales, tomándolas también como una oportunidad para dejar expresadas en ellas lo que prudentemente nos guardábamos en el cara a cara, por no saber cómo decirlo en el momento, aquí y ahora.

Desde Johanesburgo a Nueva York, digo desde El Puerto de Santa María a Oria, de nuevo. “Se volvió a repetir lo que ya es un ritual: te bajas del coche a las 10 de la mañana, enchufas la guitarrica y a grabar (10.20).” Una fórmula para volver a hacer magia: una vez más, la maravilla de registrar unas interpretaciones así, un sonido así. Autenticidad, sin más. Ni más ni menos. Paco Loco comentó que ojalá todos los que pasaran por su estudio se lo tomaran as; que son un ejemplo para cualquier grupo que empieza. “No pienso volver a grabar de otra forma, en apenas doce horas y mezclado en otras tantas.”

 

Jacinto, Pepe y Luis Miguel parecen muy satisfechos del trabajo hecho, y en verdad no es para menos. La llegada de la batería de Luis Miguel trae consigo la inevitable palabra “empaque”. Él estaba ilusionadísimo con la grabación, como antes lo estuvo con aquella veraniega actuación en la plaza del Norte, formando parte de los Rincones de Música y Palabra, seguramente la manera más acertada de exprimir artísticamente el viejo adobe del pueblo de Oria.

Queda para el recuerdo vuestra visita a Almería, antes de partir de madrugada para Cádiz, con aquel paseo por la playa que os dísteis, pues era imposible conciliar el sueño. Estas canciones quedaron pegadas magnéticamente con pliegues que reflejan esa excitación que da la ilusión.

“Este segundo disco igual no es lo que esperábais; por el rollo grupo, más convencional, que tiene.” Hombre, nos encontramos con una revisión de “Pancreas” que me resulta atractiva, con un Luis Miguel demostrando juego de cintura y todo. “Ya le cojo con facilidad el aire a las canciones de Pepe y Jacinto. Ya adivino lo que quieren”, me contaba.

El comienzo y el final me resultan bastante Sex Pistols, Johnny Rotten por medio. Enseguida, los arpegios ala Sonic Youth, con los que se muestran cómodos. De las que conocía de antes, “Chony” parecía destinada a desmerecer con la idea melódica que me dejó la primera versión, aireada en “Islas de Robinson”; pero mira, cuanto más la escucho más adecuado me parece su tempo.

Jacinto ha encontrado una manera de cantar aún más emotiva, alargando las sílabas con arrastrado temblor. Menos directo, exige la atención delicada que se merece. Y Pepe… ¡Cómo canta Pepe! Qué seguridad tiene el joío… Enhorabuena.

“Las voces también están grabadas en directo, solo que aparte. Tomas completas, primera o segunda, como mucho. Nada de retoques informáticos.”

“Only you know”  se me aparece como una de las favoritas, por ese lírico hallazgo de requiebros melódicos, antes de que la cosa se ponga más seria, el desarrollo comience a barrer y uno prefiera buscar cobijo, porque es así de débil.

“Cuando decidimos tocar el bajo y Diego puso a nuestra disposición su Rickenbacker y su superamplificador, el sonido y el comportamiento del instrumento fue definitivo. Tanto, que ha influenciado un disparate en nuestro sonido. Este disco personalmente lo considero un homenaje al bajo.” A Diego, compañero en Pesadilla Electrónica, seguro que le gusta especialmente “Ni te quedas ni te vas”.

Caigo en los comienzos de las canciones, creo que en algunas comforman la parte más inspirada. “Estrellas” goza de uno de esos, y por cómo les ha quedado, con ese eco tan “espacial”, tan lírico también, está entre las elegidas. Me recuerda lo mejor de aquellos irlandeses que parecían no encajar en ninguna de las escenas de mediados de los ochenta, y sin embargo por aquí perdura su inmarchitable lirismo: Las Estrellas Del Cielo, “Lluvia en el mar”…

Así van ellos, desbocados hacia un acantilado con la altura suficiente como para impulsarlos en libre vuelo hacia la belleza celestial. Yo Y Mi Decisión, Yo Decido. Así son ellos.

Y aquí un privilegiado elegido como receptor de estas canciones de espíritu libre y honesto. Tres sobres enviados: los otros dos para los de Hall Of Fame y para, quién si no… Luis dB, ese náufrago de bien que puso sus Islas de Robinson a disposición, a cuya orilla arribaron para sobrevivir y encontrar cobijo.

Se agradece.

Yo Y Mi Paya – Estrellas

2 comentarios to “YO Y MI PAYA”

  1. pepe navio Says:

    hola manolo, muchisimas gracias por tus honestas palabras, sinceramente creo que verdaderamente entiendes del palo que vamos, es decir de ninguno/muchos. me ha gustado tu forma de interpretar las canciones, los comentarios son acertados, la cintura de luismi que lo hace cada vez mas mejor, la arrastrada voz de japintosh y su sensibilidad con los instrumentos, mi rotten voz. en fin, me alegro mucho y espero que disfrutes con el disquillo.

    • pedaladasabuenritmo Says:

      Enhorabuena, Pepe.

      Me alegro de que des tu aprobación a estas impresiones, teniendo en cuenta que de honestidad va la cosa. Tenéis mucho mérito. Lo valoro, de verdad.

      Lástima que lo de las cervezas no le haga justicia a vuestra magia. Nunca deberían tomarse por obligación.

      Nos vemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: