CANDY CLAWS Hidden Lands (2010)

El descubrimiento del momento es una de esas obras que muestran con su contenido lo que pueden llegar a sugerir en su continente. Me llamó la atención por su bonita portada, y me encuentro precisamente con eso: la sublimación de los vastos y bellos paisajes de Norte América, pero sobre todo con la sensación de ahondar en la inspiración de un disco como Pet Sounds, por medio de los dos instrumentales que contiene.

Sí, recónditos lugares entre montañas y bosques, pasados del estado sólido al vaporoso a través de sonidos: calmas noches de luna llena en el claro del bosque, y olor a madera húmeda. Casi todo lo que desde siempre me sugirió tan extraordinario disco lo encuentro continuado en éste, manufacturado a los teclados por un par de músicos de Colorado.

Escarbo un poco y me huele a chamusquina: lo de haberse conocido en una Iglesia resulta ya un poco cansino, como la imagen rollo universitarios molones concienciados con el medio ambiente, en plan campus veraniego a base de ensaladas. Pero bueno, que me quedo con este disco, y que si sale en vinilo lo buscaré, sello two syllabe mediante.

Porque ha resultado ser otra buena adicción al universo wilsonesque. ‘Sun Arrow’ pasa a los recopilatorios Twilight Beer Hall, y canciones como ‘On The Bridge’ enseguida me recordó la emoción misteriosa que arrancó el primer disco del gran Malcolm Scarpa. Eso y estar seguro de que cuenta con la aprobación de Sean O’Hagan periodo casetas de madera de Haway. Y por encima desprendiendo ese gusto vintage retrofuturista reconvertido en atrayente misterio. Motivos más que suficientes para hacer que el disco se quede.

Bonita portada, ¿lo he dicho ya? que me sugiere algún desgastado libro de geografía de los setenta. Leo que la intención de esta música  es la de servir como banda sonora de un libro de ilustraciones sobre las plantas, y que las letras se basan en los propios textos del libro. Letras susurradas, apenas distinguidas del inspirado maremagnum sonoro a base de bucles más acertadamente construidos a medida que se repiten las escuchas .

No indagaré en el pasado de esta banda, pues tras un par de escuchas tiene toda la pinta de ser un tránsito de Kevin Shields a Brian Wilson. Tienen un álbum anterior llamado In The Dream Of The Sea Life: la escucha maravillada de este Hidden Lands haría suponer que podrían haber ofrecido otro inspirado muestrario sonoro, en esta ocasión en clave acuática; pero términos como “Shoegazer” o “Dreampop” me echan para atrás. La exprersión definitiva de pop acuático la sigo dejando para el fenomenal Submarine Bells, de The Chills.

Otra bonita historia de concepto bien expresado.

2 comentarios to “CANDY CLAWS Hidden Lands (2010)”

  1. srhelvetica Says:

    Qué gracia descubrir esta entrada de los Candy Claws (te sobra una “N” en el título del post) trasteando en tu blog. Yo los descubrí mucho más tarde, pero comparto muchos de tus puntos de vista acerca de los de Colorado…

    http://thesongswelove.wordpress.com/2013/06/25/fell-in-love-at-the-water-candy-claws/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: